Home Comunidad Florida promulga ley migratoria más dura de EE. UU.: Multas, cárcel y...

Florida promulga ley migratoria más dura de EE. UU.: Multas, cárcel y controles migratorios en hospitales

486
0
Información comercial
Abogada Margaret Donelly

Florida se ha convertido en el estado con la ley más dura contra la inmigración indocumentada en los Estados Unidos. La Cámara de Representantes de Florida aprobó la ley migratoria H.R. 1617, la cual castiga con multas y cárcel el transporte de inmigrantes indocumentados, prohíbe las licencias de manejar de cualquier estado a extranjeros sin papeles y ordena a los hospitales verificar el estatus migratorio de los pacientes y entregar esa información al estado. La iniciativa, que fue enviada al escritorio del gobernador Ron DeSantis para su firma, fue respaldada por él y se espera que la promulgue en breve.

Entre las medidas más relevantes, la nueva ley obliga a los hospitales que aceptan Medicaid y a los departamentos de emergencias a recopilar datos sobre el estado migratorio de los pacientes y entregarlos al estado, incluso cuando visitan la sala de emergencias. Además, asigna un presupuesto de $12 millones para llevar a inmigrantes indocumentados a otros estados. La iniciativa también impone severas penas de cárcel a extranjeros que, a sabiendas, utilicen papeles falsos y establece el uso obligatorio del programa federal E-Verify.

El proyecto de ley antiinmigrante fue patrocinado por los representantes republicanos Berny Jacques (Seminole) y Kiyan Michael (Jacksonvillea). Michael compartió la historia de su hijo quien falleció durante un accidente automovilístico en el que estuvo involucrado un inmigrante indocumentado que no tenía licencia de conducir. “Este proyecto de ley habría marcado una gran diferencia porque habría evitado, de muchas maneras, o habría tenido la oportunidad de evitar la muerte de nuestro hijo”, dijo Michael durante la sesión previa al voto.

La nueva legislación también añade fondos para un programa de transporte de inmigrantes indocumentados y aumenta las sanciones por tráfico de personas sin autorización de permanencia en el país. La ley cambia el requisito de obligar a los empleadores con más de 25 empleados a usar el programa federal de ferificación de empleo. Y aquellos con menos de 25 empleados necesitarían usar el proceso I-9 actual. La ley actual indica que el E-Verify solo es obligatorio para los empleadores públicos y sus contratistas.

La iniciativa prohíbe que los condados y municipios proporcionen fondos a cualquier persona, entidad u organización para emitir documentos de identificación a personas que no presenten prueba de presencia legal en Estados Unidos. Asimismo, elimina la disposición que autoriza a los inmigrantes no autorizados a obtener una licencia para ejercer la abogacía y establece sanciones penales para las personas que a sabiendas y deliberadamente violen, o que razonablemente deberían saber y violar, ciertas disposiciones relacionadas con el transporte a este estado de personas que ingresaron a Estados Unidos ilegalmente y sin la inspección del gobierno federal.

Los detractores de la ley argumentan que es inhumana, racista y discriminatoria, ya que afectará especialmente a la comunidad hispana y a los trabajadores indocumentados que contribuyen a la economía del estado. También señalan que la medida puede obstaculizar el acceso a la atención médica y provocar que los inmigrantes indocumentados eviten buscar ayuda por temor a ser reportados a las autoridades migratorias. Además, algunos expertos en salud pública temen que la ley pueda llevar a un aumento de enfermedades contagiosas al impedir que los inmigrantes accedan a los servicios de salud.

Asimismo, organizaciones defensoras de los derechos de los inmigrantes consideran que la ley viola los derechos humanos y la Constitución de Estados Unidos, y que puede llevar a la discriminación racial en la aplicación de la ley. También señalan que la ley puede tener consecuencias negativas en términos económicos, ya que puede alejar a los trabajadores inmigrantes que son esenciales para la economía del estado, como los trabajadores agrícolas y de la construcción.

Por otro lado, los partidarios de la ley argumentan que es necesaria para combatir la inmigración ilegal y proteger la seguridad pública. El representante Jacques, uno de los patrocinadores de la ley, declaró que “la ley de inmigración ilegal es necesaria para proteger a nuestra nación y a nuestras comunidades de aquellos que buscan eludir nuestras leyes y poner en peligro a nuestras familias”. También argumentan que la ley es necesaria para evitar la competencia desleal con los trabajadores estadounidenses.

En cualquier caso, la aprobación de la ley migratoria H.R. 1617 convierte a Florida en uno de los estados más hostiles hacia los inmigrantes indocumentados en los Estados Unidos, y puede tener consecuencias significativas para la comunidad inmigrante y para la economía del estado en general. La implementación de la ley será un tema de atención en los próximos meses y años, y su impacto en la sociedad y la economía de Florida será objeto de debate y escrutinio.

Quiropráctico Dr Peralta