Home Salud Parkland “Febrero mes de la prevención del Cáncer”

Parkland “Febrero mes de la prevención del Cáncer”

135
0
OLYMPUS DIGITAL CAMERA. Parkland ayuda a prevenir el Cáncer.
Información comercial
Abogada Margaret Donelly

La atención primaria es prevención: Reducción del riesgo de cáncer a través del acceso y la educación Parkland le brinda información al Condado de Dallas para ayudar a prevenir y detectar el cáncer de manera temprana.

DALLAS, TEXAS. – En el 2020, se tuvo informaron que más de 1.6 millones de nuevos diagnósticos de cáncer en los Estados Unidos, de los cuales 116.873 fueron en Texas, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC). Febrero es el Mes Nacional de la Prevención del Cáncer y los expertos de Parkland Health quieren recordarle a la comunidad que la primera línea de defensa es la atención preventiva. Dado que las investigaciones indican que la tasa de nuevos diagnósticos de cáncer en adultos de menos de 50 años está en aumento, existe una creciente necesidad de reducir el riesgo de cáncer e incrementar el acceso a la detección temprana a fin de mejorar la salud de nuestra comunidad.

Según la Evaluación de las necesidades de salud de la comunidad del condado de Dallas de 2022, el cáncer es la segunda causa de muerte en el condado de Dallas. A nivel nacional, el cáncer colorrectal es la segunda causa más común de muerte por cáncer y la enfermedad afecta de forma desproporcionada a los individuos afroamericanos, cuya tasa de incidencia es las más elevada de todos los grupos raciales o étnicos en los Estados Unidos, según la Sociedad Estadounidense contra el Cáncer. Los estadounidenses afroamericanos tienen un 20 % más de probabilidades de padecer cáncer colorrectal y un 40 % más de probabilidades de morir por esa enfermedad que otros grupos.

En los últimos años, se actualizaron las pautas para comenzar a realizar exámenes rutinarios de detección de cáncer colorrectal mediante colonoscopía o una prueba en el domicilio basada en el análisis de materia fecal para los individuos de riesgo promedio de 45 años en adelante. Entre quienes podrían necesitar empezar a hacerse exámenes de detección más temprano se encuentran los siguientes individuos:
• Quienes tengan una enfermedad inflamatoria intestinal (EII), como la enfermedad de
Crohn o la colitis ulcerosa.
• Quienes tengan antecedentes personales o familiares de cáncer colorrectal o pólipos
colorrectales.
• Quienes tengan un síndrome genético como la poliposis adenomatosa familiar (PAF) o el
cáncer colorrectal hereditario no polipósico (síndrome de Lynch).

“Para incentivar la detección temprana, siempre les digo a las personas que es mejor saber su estado de salud mamaria cuanto antes” dijo Aeisha Taylor, gerenta de divulgación y educación sobre mamografías de la atención primaria orientada a la comunidad (COPC) en Parkland. “El cáncer no discrimina por edad. La herramienta más poderosa que uno tiene es conocer su cuerpo, reconocer cuándo se está experimentando algo que no es normal para uno y buscar atención médica”.

Los síntomas mamarios que justifican una consulta inmediata con su proveedor de atención médica incluyen los siguientes:
• Un bulto nuevo en el seno o en la axila.
• Engrosamiento o hinchazón de los senos.
• Hoyuelos en la piel de los senos.
• Enrojecimiento o descamación de la piel en la zona del pezón o en los senos.
• Retracción del pezón o dolor en la zona del pezón.
• Secreción del pezón que no sea leche materna, incluida la sangre.
• Cambio de tamaño o forma del seno que no se relacione con un aumento o pérdida de
peso o un embarazo.
• Dolor localizado y constante en el seno que no se relaciona con el ciclo menstrual.
• Enrojecimiento y sensación de calor en los senos

Mantener una línea de comunicación abierta con su proveedor de atención médica es
fundamental, reiteró Taylor. “Su médico puede ayudarle a identificar su nivel de riesgo a partir de sus antecedentes familiares, ciertos factores de su estilo de vida y, desde luego, los síntomas que usted presenta” dijo Taylor.

Las tasas de mortalidad del cáncer de mama disminuyeron a nivel nacional un 41 % en los últimos 30 años gracias a una mayor disponibilidad de pruebas de mamografía, accesibilidad a pruebas genéticas, concientización en la comunidad y tratamientos mejorados. Recientemente, Parkland se asoció con la Sociedad Estadounidense de Oncología Clínica y Susan G. Komen con el propósito de aumentar la cobertura financiera para los exámenes de detección temprana para pacientes afroamericanas con cáncer de mama y exámenes de detección temprana de factores sociales determinantes de la salud, a fin de mejorar el acceso de los pacientes a la atención médica.

Mediante la mejora de los procesos y flujos de trabajo, Parkland ha mejorado las evaluaciones de factores sociales determinantes de la salud en pacientes afroamericanas con cáncer de mama de un 3 % a un 86 %.

“Además de los exámenes de detección de cáncer de colon y mama, muchas personas
desconocen que pueden hacerse exámenes para detectar cáncer de pulmón. Si tiene entre 50 y 80 años de edad y ha fumado cigarrillos, debe hablar con su proveedor de atención médica sobre la posibilidad de realizarse una tomografía computarizada anual de sus pulmones. Incluso si ha dejado de fumar, se recomienda seguir haciéndose exámenes durante 15 años”, dijo Andrea Semlow, MS, MPH, gerenta del programa global para la prevención, detección y atención integrada del cáncer en Parkland.

Además de estar al día con la atención preventiva de rutina y los exámenes de detección de cáncer regulares, puede reducir su riesgo de cáncer mediante una dieta equilibrada y pequeños cambios en su estilo de vida. Entre ellos, se incluyen los siguientes:
• Llevar una dieta equilibrada basada principalmente en plantas con una ingesta limitada de carne roja, carnes procesadas y alimentos altos en grasa y azúcar.
• Dejar de consumir tabaco o nunca empezar a consumirlo, lo cual incluye los cigarrillos
electrónicos y los productos de tabaco sin humo, como el tabaco para mascar o el rapé.
• Limitar la ingesta de alcohol.
• Realizar al menos 30 minutos de actividad física diaria.

Además, ciertas infecciones pueden provocar cáncer, como la hepatitis B y C y el virus del
papiloma humano (VPH). Las vacunas que protegen contra la hepatitis B y el VPH pueden
ayudar a prevenir estos virus y, a la larga, reducir el riesgo de desarrollar cáncer. Muchas
personas que tienen hepatitis C viven muchos años sin síntomas; hacerse pruebas y tomar medicamentos antivirales para la hepatitis C pueden ayudar a reducir la mortalidad del cáncer. Adoptar un rol activo respecto a su salud puede reducir su riesgo de padecer cáncer y otras enfermedades y Parkland está aquí para ayudarle en cada paso del camino.
Para saber más sobre los servicios de Parkland ubicados en Moody Center for Breast Health en el Moody Outpatient Center, visite www.parklandhealth.org/comprehensive-breast-center.

Para obtener más información acerca del programa contra el cáncer de Parkland, visite
www.parklandhospital.com.

Para obtener más información sobre los servicios prestados en Parkland, visite nuestro sitio web
en www.parklandhealth.org.

# # #
Parkland Health, Department of Corporate Communications
5200 Harry Hines Blvd., Dallas TX 75235, 469-419-4400, www.parklandhealth.org

Contacto: Wendi Hawthorne
22 de febrero de 2024 469-419-4400
wendi.hawthorne@phhs.org

Quiropráctico Dr Peralta