Home Salud Marzo: Mes de Concientización sobre el Cáncer Colorrectal

Marzo: Mes de Concientización sobre el Cáncer Colorrectal

150
0
El cáncer de colon y recto -o colorrectal- es el tumor maligno que se desarrolla en la última porción del tubo digestivo (el intestino grueso) y que se produce como consecuencia de una compleja interacción de factores hereditarios y ambientales.
Información comercial
Abogada Margaret Donelly

No te sientes sobre tus síntomas.
Marzo es el Mes de Concientización sobre el Cáncer Colorrectal

DALLAS, Texas. – La tasa de diagnósticos de cáncer colorrectal avanzado entre las personas jóvenes está aumentando a un ritmo alarmante, y la enfermedad es la segunda causa más común de muertes por cáncer en todo el país. Durante el Mes de Concientización sobre el Cáncer Colorrectal en marzo, los expertos de Parkland Health están creando conciencia sobre la importancia de la detección temprana para salvar vidas.

Las personas negras se ven afectadas de manera desproporcionada, con la tasa de incidencia más alta de cualquier grupo racial o étnico en los EE. UU., según la Sociedad Americana del Cáncer.

Las personas negras se enfrentan a un 20% más de probabilidades de ser diagnosticadas con cáncer colorrectal. Las personas hispanas tienen las tasas más bajas de pruebas de detección, solo el 60 por ciento de las personas informan estar al día con las pruebas de detección del cáncer colorrectal, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

Si usted o un ser querido recibe un diagnóstico de cáncer colorrectal, el equipo de oncología de Parkland está aquí para ayudarlo, con recursos para los pacientes a lo largo de todo su proceso de tratamiento.

“Los pacientes con cáncer se enfrentan a muchos obstáculos y son muy fuertes y resistentes. Es importante tener un buen sistema de apoyo y cuidar su salud mental durante y después del tratamiento”, dijo Tam Lam, MPAS, PA-C, Proveedor de Práctica Avanzada de Oncología Médica en Parkland. “Los cuidadores de nuestros pacientes también tienen un papel invaluable que a menudo se pasa por alto. Si usted es un cuidador, asegúrese de priorizar su salud mental y física.

Nuestro equipo está aquí para apoyar a nuestros pacientes y cuidadores para que no se
sientan solos”. En los últimos años, se actualizaron las pautas para comenzar la detección rutinaria del cáncer colorrectal a los 45 años a través de una colonoscopia o una prueba de heces en el hogar para personas de riesgo promedio.

Si tiene antecedentes de alguno de los siguientes síntomas, es posible que deba comenzar a realizar pruebas de detección antes:

• Personas con enfermedad inflamatoria intestinal (EII) como la enfermedad de Crohn o la
colitis ulcerosa.
• Antecedentes personales o familiares de cáncer colorrectal o pólipos colorrectales
• Un síndrome genético como la poliposis adenomatosa familiar (PAF) o el cáncer
colorrectal hereditario sin poliposis (síndrome de Lynch).

Las pruebas de detección de rutina son importantes porque es posible que no experimente síntomas en las primeras etapas del cáncer de colon. Una manera fácil de detectar el cáncer colorrectal es mediante el uso de una prueba casera llamada prueba inmunoquímica fecal (FIT, por sus siglas en inglés), que verifica si hay sangre en las heces. La sangre en las heces puede ser un signo temprano de cáncer colorrectal. Puede obtener un kit FIT de su proveedor de Parkland.

Puede hacer la prueba en casa o en la clínica. Si completa la prueba en casa, puede enviarla por correo a Parkland en el sobre provisto.

Es posible que sea necesaria una colonoscopia si los resultados de la prueba FIT son anormales. Una colonoscopia es un procedimiento rápido y ambulatorio, que se realiza bajo anestesia y que le permite al proveedor de Parkland obtener una visión detallada del interior del colon y el recto.

Un tubo con una luz y una cámara en el extremo escaneará el interior del colon y el recto para buscar pólipos (un pequeño grupo de células que se forma en el revestimiento del colon y que puede convertirse en cáncer si no se trata) o cualquier otra anomalía. A menudo, los pólipos se pueden extirpar si se encuentran durante la colonoscopia y se envían a pruebas de laboratorio.

Debe hablar con su médico si experimenta síntomas que duran más de unos pocos días, como un cambio en la frecuencia con la que defeca o un cambio en el aspecto de las heces, como diarrea, estreñimiento o estrechamiento de las heces. Comunícate con tu proveedor de atención médica sobre cualquier tipo de sangrado de las nalgas, como cuando te limpias después de ir al baño, así como sangre en las heces (puede verse de color rojo brillante, rojo oscuro o negro).

Además, informe a su médico si experimenta dolor de estómago, calambres excesivos, si se siente demasiado cansado o débil y si está perdiendo peso sin intentarlo.

Su riesgo de desarrollar cáncer colorrectal aumenta a medida que uno envejece. Sin embargo, hacer ciertos cambios en el estilo de vida puede ayudar a reducir el riesgo de cáncer de colon, entre ellos:

• Llevar una dieta bien equilibrada que sea principalmente de origen vegetal y limite la
carne roja, las carnes procesadas y los alimentos con alto contenido de grasa y azúcar.
• Dejar de consumir tabaco o no iniciarlo nunca, incluidos los cigarrillos electrónicos y los
productos de tabaco sin humo, como el tabaco o el rapé.
• Limitar el consumo de alcohol.
• Realizar al menos 30 minutos de actividad física al día.
Para obtener más información sobre Parkland, visite http://www.parklandhealth.org

# # #
Parkland Health, Department of Corporate Communications
5200 Harry Hines Blvd., Dallas TX 75235,

Quiropráctico Dr Peralta